image-3159

Cuando el embarazo no llega: mi experiencia personal durante 3 años de búsqueda

Categoría: Maternidad
image-3208
  • Especialidadmaternidad

Conozco varios casos cercanos de embarazos rápidos o incluso inesperados, pero lo cierto es que no se corresponde con la realidad de muchas mujeres. Desde pequeña siempre he tenido la idea de que es más sencillo de lo que en realidad es, a menos que tengas algún problema de fertilidad. Y es que desde la escuela nos transmiten una idea de facilidad que se aleja un poco de la realidad cuando te encuentras con ella de frente. Creo que deberían de explicar el tema desde un punto de vista más real: existen muchos condicionantes físicos, emocionales y psicológicos que afectan a la hora de quedarse embarazada y que en realidad son unas pocas las afortunadas que hacen diana a la primera.

Nunca me planteé una edad para ser madre, ni siquiera tenía claro que lo sería hasta hace unos años, en los que me di cuenta que era ahora o nunca, primero porque los años van pasando y tenemos una edad biológica como mujeres para reproducirnos, segundo porque sentí el deseo de ser madre, sentí que era el momento y que era lo que nos faltaba como pareja para sentirnos plenos y tercero porque conseguí mejorar mi estado de salud que arrastraba durante 5 años: unos cálculos en la vesícula que me generaban cólicos casi a diario.

image-3207

LOS PRIMEROS MESES DE BÚSQUEDA

Al principio vives la búsqueda con mucha ilusión, pensando cada mes que podrías estar embarazada, haciéndote tests a la mínima que hay un retraso y llevándote una decepción el día que llega el período.

Empiezas a apuntar tus ciclos y llevar un registro de toda actividad, sensaciones, sentimientos.... Creo que nunca antes había llevado un control de mi ciclo menstrual, sólo sabía que era irregular y con ello me bastaba. Lo bueno es que aprendí a escuchar más a mi cuerpo durante estos años y percibir más los cambios que se generan cada mes: dolor de pechos, vientre, más sensible...

A los 6 meses empiezas a preguntarte si hay algo que falla en ti, en la pareja... Empiezas a hacerte pruebas para descartar patologías... En nuestro caso todo estaba perfectamente, bien, yo tenía un mioma hace años pero me dijeron que no afectaba en nada, así que una empieza a mejorar todo lo posible su vida, y eso es lo que hice.

Empiezas a buscar en internet y lees casos y casos de infertilidad o de personas en tu misma situación que lleva años sin conseguirlo sin ningún motivo y es desesperante. Lo cierto es que un gran porcentaje de parejas lo consiguen al año de buscar. De modo que pasado el año y seguir sin conseguir el objetivo, empiezas a venirte abajo.

image-3206

En mi caso, decidí poner manos a la obra en mi salud, para mejorar todo el máximo que pudiera, así que me tomé en serio por primera vez el gimnasio. Y descubrí que me gusta el deporte, algo que no me había pasado nunca. Me dediqué de pleno al deporte y a comer saludablemente, sin seguir ninguna dieta, simplemente siguiendo los consejos que he adquirido a lo largo de los años de intentar adelgazar. Y lo conseguí, tras 2 años más conseguí estar mejor que nunca conmigo misma y mi cuerpo.

De hecho hasta me animé a hacer algunas marchas solidarias y una pequeña carrera de 5km corriendo, que hice como pude, pero de la que me sentí súper orgullosa, pues es algo que jamás imaginé y menos operada de una rodilla hace ya años.

image-3204

LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS ME AYUDARON

La verdad es que no sólo me dediqué al deporte. El último año de búsqueda recibí sesiones de acupuntura, lo que me fue de maravilla y recomiendo a cualquiera que esté buscando.

No nos vamos a engañar, se hizo duro, he pasado por momentos bastante depresivos, pero siempre he intentado mantener una actitud positiva. Emocionalmente afecta el hecho de no conseguir lo que más quieres, te hace replantearte muchas cosas, incluso llegas a culparte por cosas del pasado que podrías haber hecho o dejado de hacer; la frustración hace que no puedas alegrarte por embarazos ajenos, lo intentas, pero por dentro hay algo que te hace pensar ¿y yo por qué no? Por suerte no todos los días son oscuros y el apoyo de la pareja también te ayuda a ser positivo y pensar que algún día vendrá ese ser especial a compartir su vida con nosotros.

También me dediqué a cuidar mi cuerpo con clases de yoga y recibiendo masajes con una fisioterapeuta, lo que seguro que me ayudó a estar más tranquila, junto con alguna sesión de osteopatía que me ayudó a recolocar los huesos en su sitio. ¡Ah! También recibí una sesión muy agradable de Reiki y hice una meditación dedicada a la mujer que fue muy intensa, realmente recuerdo salir con una sensación de bienestar y haber reconectado con alguna parte de mi interior importante. Todo ello lo hice en los últimos meses de la búsqueda, así que quizás ayudó. Realmente no puedo saber qué medida de todas las que tomé fue la acertada. Creo que lo más importante es escucharse y hacer lo que sientas que te puede ir bien.

image-3203

¿CUÁNDO CONSEGUÍ EL EMBARAZO?

Estaba harta de escuchar una frase muy típica: "cuando te relajas es cuando te quedas embarazada". De verdad que le acabas cogiendo tirria dicha frase, pero curiosamente cuando empecé a tirar la toalla, es decir, a aceptar que quizás no conseguía ser madre, ¡lo conseguí! Bueno, también estaba más en forma, más delgada y hubo otro dato curioso y es que el mes que me quedé embarazada me encontré mal, tuve como un pequeño resfriado; no se dónde leí o quien me lo dijo que podía haber alguna relación entre quedarse embarazada y una bajada de defensas.

El caso es que por una u otra razón llegó el día en que se me retrasó el período, y dije, vamos a hacer un test, por si acaso, y ¡oh sorpresa! No podía creer lo que veían mis ojos, se marcaba una segunda ralla en el test, ¡qué emoción! (test que por cierto repetí varios días después para asegurar ). Luego entendí porque una semana antes de ver el positivo en el test, me había mareado en una clase de zumba, y me costó horrores la última marcha que hice de 10Km; me sentía pesada, pero pensé que era porque me vendría el periodo como tantas otras veces.

Así que desde aquí quiero animar a todas las mujeres que se encuentran en esa búsqueda; que sean positivas y se cuiden y mimen, seguro que lo consiguen de un modo u otro, hoy en día hay muchos métodos y terapia que nos pueden ayudar. Y sino, pues a aceptar la vida tal y como nos viene, que seguro que estaremos más contentos y felices aceptando las cosas como son.

Así que si quieres ser madre te animo a que te lo tomes con calma, lo intentes disfrutando de tu pareja en todo momento. Cuidando tu alimentación, tu cuerpo y tu estado emocional seguro que lo lograrás. Y si tienes dudas, los profesionales están para eso: ginecólogos, psicólogos, acupuntores, masajistas,... todo puede ser de ayuda.

¿Te sientes identificada con la situación? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios, nos encantará leerte.

Otros consejos de interés

Escribir comentario



Enviar comentario

Comentarios (0)


Publicidad

Quién cocina image-2624

Bienvenidos a Recetario Sano, el blog en el que comparto gran parte de las recetas que elaboro a diario. -- Thais

info@recetariosano.com

Sígueme en

Suscríbete

Suscríbete para estar al día de todo lo que se cuece en mi cocina.

Premios

image-2389

Colabora conmigo

image-21

Recomendaciones

image-23

Sponsors