image-1564

Buñuelos de viento con anís y canela

Categoría: Dulces Tentaciones
image-1487 image-1489 image-1488
  • Cantidad30/40 unidades
  • Tiempo45 min
  • DificultadEntretenida
  • EspecialidadDulces Tentaciones
Imprimir Receta

Es un dulce tradicional de herencia judía y aunque se suele celebrar en el día de Todos los Santos, en muchas regiones de España también se celebra en Pascua; de hecho existen muchas pastelerías que los ofrecen durante todo el año.

En Semana Santa la gastronomía tiene un papel importante lleno de tradición. Una de las recetas estrella de Pascua en Cataluña Pascua son los conocidos buñuelos de viento, una masa de harina, leche y especias que cautiva el paladar de niños y adultos.

Es una masa que al freír dobla su volumen, algo muy curioso a la hora de cocinar y que le genera el nombre que tienen; al decir "de viento" es como decir "hinchados".

Existen una gran variedad de versiones, en las que una vez elaborados los buñuelos se rellenan con chocolate, crema, nata... También los hay de todos los tamaños, hay quien los hace más grande y quien los hace más pequeños. 

Su forma suele ser redondeada, para ello se moldea la masa con la mano dándole forma de bola, pero con práctica se puede realizar con dos cucharas o incluso, como he hecho yo, podemos prescindir de dar dicha forma y hacerlos más irregulares.

Lo complicado de esta receta es conseguir que se inflen adecuadamente y ello depende de la temperatura del aceite. Si el aceite está demasiado caliente impide que crezca la masa y forma una capa seca, mientras que si no está lo suficiente caliente la masa cae al fondo; la masa debe flotar e hincharse.

Sin duda esta elaboración es todo un arte que requiere práctica y seguro que más de una de nuestras abuelas tiene.

Todavía no había probado de hacer esta receta y me ha sorpdendido mucho, pues aunque quizás no haya conseguido el resultado espectacular visualmente, he disfrutado mucho en su elaboración. Sobretodo es muy curioso ver cómo flotan y se inflan, es lo que yo llamo la "magia de la cocina"

¿Os animáis a elaborarlos conmigo? Vamos con la receta.

Ingredientes

  • 220 gr. harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 125 ml. agua
  • 125 ml.  leche
  • 100 gr. mantequilla
  • 5 huevos
  • Piel de 1 limón
  • Piel de 1 naranja
  • 1 rama de canela
  • 2 cucharadas de licor de anís
  • Azúcar y canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  1. Tamizamos la harina junto con la levadura en polvo o bicarbonato y reservamos.
  2. Ponemos en un cazo la mantequilla, el agua, la leche, la rama de canela, las pieles de fruta, el licor de anís y la pizca de sal. Llevamos a ebullición.
  3. Cuando empiece a hervir, lo dejamos un par de minutos, retiramos del fuego y añadimos de golpe la harina.
  4. Mezclamos muy bien con una cuchara de madera hasta que se forme una bola brillante de masa se despega  de las paredes. Tenemos que conseguir que no queden grumos. Si cuesta eliminarlos, podemos ayudarnos con un poco de calor.

    image-1486
  5. Retiramos y dejamos templar la masa unos minutos.
  6. Añadimos los huevos, uno a uno. No incorporamos el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior. El resultado será una masa espesa y brillante pero más cremosa que hasta entonces.
  7. Preparamos una cacerola con abundante aceite y lo calentamos a fuego medio. Vamos cogiendo bolitas de masa, podemos ayudarnos con dos cucharas, y las incorporamos en el aceite. No hagamos muchos de golpe para que tengan espacio para crecer y no bajen demasiado la temperatura del aceite. Podemos también ayudarlos a darse la vuelta.
  8. Cuando están doraditos los retiramos (pueden tardar un poco, no es una fritura tan rápida como otras elaboraciones).  Los dejamos sobre papel absorvente.

    image-1491
  9. Una vez fríos podemos o rellenarlos o, como en esta ocasión, rebozarlos en una mezcla de azúcar y canela.

Ya sólo queda servir y disfrutar. Si los compartimos con un vaso de café o chocolate, seguro que desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos


Antiguamente se elaboraba sin ningún gasificante, por lo que también podemos no añadirlo. En cuyo caso, después del paso 6, dejaremos la masa reposar un par de horas.

Si no queremos un toque afrutado podemos reducir o eliminar las pieles de fruta.

También podemos sustituir el anís por vainilla.

Si queremos rellenarlos, simplemente haremos un pequeño corte a cada buñuelo y con ayuda de una manga pastelera las rellenaremos del relleno que más gustemos.

Con esta receta participo en el Reto de Cocina Tradicional y Recetas para Semana Santa que organiza Facilisimo

reto-cocina-tradicional
image-2388

Comparte conmigo tu elaboración

Si has elaborado este plato y quieres compartir tu creación, estaré encantada de ver tu resultado.
Mándame una foto o el enlace de tu elaboración y lo compartiré en las redes sociales.

ENVIAR MI ELABORACIÓN

Recetas similares

Escribir comentario



Enviar comentario

Comentarios (0)


Publicidad

Quién cocina image-2624

Bienvenidos a Recetario Sano, el blog en el que comparto gran parte de las recetas que elaboro a diario. -- Thais

info@recetariosano.com

Sígueme en

Suscríbete

Suscríbete para estar al día de todo lo que se cuece en mi cocina.

Premios

image-2389

Colabora conmigo

image-21

Recomendaciones

image-23

Instagram

Sponsors